El “rodillo” de PP y Ciudadanos rechaza el debate para acometer mejoras en el servicio de transporte urbano e interurbano en Colmenar Viejo.

El Grupo Municipal Socialista llevó a la comisión informativa del pasado 20 de noviembre una moción para acometer una serie de modificaciones en el transporte colmenareño, siendo rechazada por el equipo de gobierno, que ni si quiera dio posibilidad para el debate de la cuestión.

 Colmenar Viejo, 21 de noviembre de 2019

Desde hace unos meses, Colmenar Viejo viene padeciendo atascos kilométricos que dificultan el transporte a los lugares de trabajo, reduciendo así la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas. La M-607, ya tradicionalmente congestionada por el aumento de la población de la zona, sufre aún más por la obra sobrevenida del puente que conecta esta carretera con la M-40 dirección A-1. Las quejas de los usuarios, entidades vecinales y plataformas sociales surgidas sobre esta cuestión son un claro indicativo de la problemática existente. La responsabilidad, en gran medida, corresponde al Ayuntamiento, por no haber asumido unas modificaciones en el transporte público urbano e interurbano que respondan a los mínimos de calidad y servicio que necesita Colmenar Viejo.

Con este motivo, los socialistas colmenareños llevaron a la Comisión de Seguridad Ciudadana, Educación y Obras y Servicios celebrada el pasado 20 de noviembre una moción para que se debatiera y se aprobaran una serie de acuerdos que incluían medidas que permiten descongestionar la carretera de Colmenar Viejo y mejorar la movilidad de los colmenareños. Entre las medidas propuestas por el PSOE de Colmenar se encuentran: coordinación de horarios entre los autobuses urbanos y los trenes de cercanías, el refuerzo de los horarios y frecuencias del transporte urbano, el diseño de recorridos urbanos que faciliten la conexión entre las diversas zonas del municipio y los nodos de actividad y servicios del mismo, impulsar y mejorar el uso de vehículos de transporte público adaptados para aquellas personas con movilidad reducida, la implantación de un billete único para el uso de las diversas líneas de transporte urbano e instar al Gobierno de la Comunidad de Madrid para modificar la zona tarifaria en la que se ubica el municipio de Colmenar Viejo, pasando la misma de su actual catalogación como B3 a B2.

Como viene siendo habitual en las Comisiones Informativas, el equipo de Gobierno formado por Populares y Ciudadanos ha rechazado la moción, sin ni si quiera permitir el debate de la misma entre los grupos políticos y, mucho menos, que fuera tramitada para su debate en el próximo Pleno municipal. “Es la primera vez que no se permite ni tan siquiera debatir una moción presentada por la oposición y esto genera un mal precedente de déficit democrático. Parece ser que para el Alcalde hay asuntos mucho más urgentes en su agenda que resolver los problemas de movilidad de los Colmenareños, y abocarlos a los atascos que cada día se forman en la M-607” ha manifestado Óscar Monterrubio, concejal socialista a la salida de la Comisión Informativa. “Es evidente que el Alcalde está mucho más cómodo echando la culpa de los atascos al Ministerio de Fomento, que ocupado y preocupado en buscar soluciones al transporte urbano e interurbano de Colmenar Viejo. Desde el PSOE de Colmenar Viejo invitamos al Sr. García para que reflexione y priorice los problemas diarios de los vecinos y vecinas de Colmenar, en lugar de centrar sus esfuerzos y dedicación al derribo de la Plaza de Toros” ha concluido el concejal.